Etapa 21: Cebreros – San Bartolome de Pinares

Distancia etapa: 18.6 km
Distancia acumulada: 535.2 km

Hola a todos. Estoy en el porche del albergue, ubicado sobre el consultorio local, con camas limpias y para mi solito. Eso si, para ir a la ducha tengo que cruzar la calle. Pienso hacerlo en pelotas.

El camino de hoy ha sido espectacular. Primero subir el puerto de “arrebatacapas”, como suena, os podéis imaginar el viento que hacia allá arriba. La subida ha sido muy escarpada, he tenido que cambiar el bordón por los bastones de escalada. Un sendero muy abrupto entre pinos y bloques de granito. Una vez arriba, he bajado entre una inmensa pinada hacia el fondo de un angosto valle para volver a subir por la otra cara del mismo, esta vez un poco mas, a unos 1.100 m.

20110723-075342.jpg

20110723-075453.jpg
Cuando he coronado la cima, el camino seguía durante kilómetros por las cimas, rodeado de pastos con inmensos valles alrededor.

20110723-075943.jpg
He cruzado riachuelos, saltado muros de piedra con siglos de antigüedad, atravesado cancelas, espectacular, todo ello rodeado esporádicamente de manadas de caballos semisalvajes y de reses semibravavas.

20110723-080313.jpg

20110723-080554.jpg

Y una rana.

20110723-080707.jpg

Un poco mas adelante, ha salido una liebre huyendo despavorida. Cuando me he acercado…. Dios mío!! Noooooo!

20110723-080914.jpg
Son los restos del peregrino italiano que me lleva unos dias de ventaja! Han acabado con el! Han dejado su espina dorsal (se nota que es de peregrino por el atrofiamiento debido al peso de la mochila) y la vieira, como una señal… Malditos roedores!!!

Bueno, ya recompuesto del espeluznante descubrimiento he seguido cumbreando hasta llegar al valle en el que se encontraba mi destino.
El pueblo es muy pequeño, y como los últimos pueblos que he visto esta lleno de madrileños de vacaciones. Tu dirás lo que quieras Maria, pero fuera de Madrid son inaguantables. Por cierto, también me he cruzado con ciclistas que me han hecho el mismo caso que si fuera una señal de stop. Malloteros de mierda.

En fin. He hablado con el que me esta cuidando a Pipo, en la finca donde tenemos los caballos. Me ha dicho que esta muy bien, que se entretiene mucho con la cabra. No he querido preguntar. Solo se me ocurren dos formas con las que Pipo se puede entretener con una cabra, y no se cual de las dos es mas inquietante…

Por cierto, a partir de Toledo en todos los sitios dan una tapas espectaculares con las cañas o los tintos de verano. Y cuidado con pedir una ración entera, dan para un regimiento por cuatro duros.

Mañana: franquear las murallas de Ávila.

20110723-081732.jpg

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Etapa 21: Cebreros – San Bartolome de Pinares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s