Etapa 40: Monasterio de Oseira – A Laxe

Distancia etapa: 28.4 km
Distancia acumulada: 1072.9 km

Hola a todos. Hoy ha sido toda una experiencia levantarme en el monasterio, al amancer, con un silencio sobrecogedor, roto por la llamada a la oración de los monjes a las 6:30. Uno siente algo especial al saber que ha dormido en un lugar donde llevan siglos descansando los peregrinos que como yo iniciaron su camino llenos de ilusión…

En fin, la salida del monasterio ha sido algo durilla. Así sin desayunar nos hemos enfrentado a una subida escarpada entre los últimos pastos del valle antes de entrar en los umbríos y tranquilos bosques que arropan las cumbres. Justo antes de entrar he visto uno de los pocos animales que me faltaba. Un jabalí. Estaba comiendo en los pastos, y al vernos ha salido corriendo para refugiarse en la espesura del bosque. En cuanto lo he visto se lo he señalado a Rai y se ha quedado con la boca abierta. Ninguno de los dos había visto nunca uno viví corriendo a sus anchas. Casi ni me ha dado tiempo ha sacarle la foto, que he hecho con la minicamara de mi sobrina, aunque se le ve algo borroso en la distancia. Rai me ha dicho que solo ve animales cuando esta conmigo, que no sabe como lo hago. Le he dicho que soy el señor de las bestias… Reconozco que al entrar en el bosque lonche hecho con la ilusión de volver a verlo, pero ese deseo a durado un milisegundo, borrado por la imagen de Albertico corriendo monte abajo perseguido por un verraco o subido a un árbol atizandole con el bordón. Para que me sacaran coplas.

Por lo demás el camino ha sido muy duro los primeros 10km, bajadas muy abruptas en sendas de cabras alpinistas tan estrechas que teníamos que bajar de uno en uno. Me he llenado de arañazos de las zarzas y de plantas diversas. Duro pero bonito.

20110811-101845.jpg

20110811-102149.jpg
Después el camino volvía a un bosque de robles, con subidas y bajadas, y pequenos prados con grupos de vacas que aparecían ocasionalmente en pequeños claros. La verdad es que hoy he visto un montón de vacas. Y olido. Había algunas aldeas en las que el olor era tan penetrante que costaba respirar. Hasta he pensado en contener la respiración en alguna de ellas especialmente fétida, en las que corrían regueros de purines por las calles. Lo juro. Pero tampoco es plan de aparecer en las noticias: “fallece absurdamente un peregrino al intentar contener la respiración al atravesar una aldea”. No, mejor no. Por cierto, he vuelto a ver a un músico de Bremen, con sus vacas, caballo, ovejas y perros. Deben entretenerse mucho en los prados (?).

20110811-102638.jpg
Hacia la mitad de la jornada, los últimos 15km han sido muy pesados, pues el camino entraba y salía de diversas carreteras, hasta que he llegado al albergue. Esta genial, es una edificación moderna pero hecha con mucho gusto, para variar. Muy cómodo y grande. El único inconveniente es que esta lleno de moscas. De todos los tipos. De las cojoneras, de las de los cojones y de las de mierda. Además, son persistentes hasta la saciedad, no me han dejado dormir la siesta. En el albergue, entre otros, había dos chicas malagueñas con las que hemos comido Rai y yo. Muy majas, nos hemos estado contando las experiencias varias y nos hemos echado unas risas. Ellas empezaron hace 2 dias, en Cea, cerca de Orense, pues tienen poco tiempo y van muy tranquilas, máximo 15km diarios.

Poco mas tengo que contar. Del pueblo, nada de nada. Hay cuatro casas, 6 paisanos, un caballo y unas cuantas cabras. Muy tranquilo, así que he estado toda la tarde descansando y leyendo.

20110811-103853.jpg

Estoy un poco melancólico, y se que es porque estoy acabando. Ya solo me quedan dos dias hasta Santiago… Me da pena, la verdad, ha sido muy intenso y me apena que termine, aunque por otro lado también tengo ganas de llegar, es algo contradictorio, ya se que es muy ñoño, pero se pone uno sentimental… Y eso que no os cuento las cosas que de verdad me pasan por la cabeza.. En fin, las cosas del camino y el peregrino.

Mañana: Outeiro, penúltima etapa…

20110811-104127.jpg

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Etapa 40: Monasterio de Oseira – A Laxe

  1. Germán dijo:

    Hola chaval! Enhorabuena por estar ya ahí. Es una pasada poder leer tus comentarios diariamente y poder imaginarte andando por esas calzadas romanas, siendo despertado por la llamada a la oración de unos monjes o disfrutando de cada encuentro con la fauna (animal y humana) de cada sitio por el que has pasado. Esperamos que la llegada a Santiago sea emocionante, tanto como se merece una aventura de tantos días y kilómetros. Ánimo y enhorabuena otra vez!!

  2. Adrián dijo:

    Hola champion-ligon! Ya vemos que tienes a tiro la meta. Disfruta de los últimos km de esta experiencia inolvidable. Más ánimos y felicitaciones!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s